Martes, 25 Abril 2017 -
Banner

Una analítica de vanguardia permite mejorar la salud a través de la alimentación

Compartir

La lipidómica de membrana es una nueva herramienta de salud que revela qué alimentos debe ingerir cada persona a través de una analítica de sangre.

lineaapoyos

alimentacionLipigenia permite mejorar la salud a través de la alimentación. / AZTILa empresa Lipigenia, especializada en el establecimiento de pautas alimenticias adecuadas para lograr el bienestar de las personas a partir de una analítica de sangre de última generación, inicia su actividad tras la alianza alcanzada entre AZTI, la empresa italiana CNR-ISOF e Intermedical Solutions Worldwide.

A través de este acuerdo, se pondrá al servicio de las personas usuarias el acceso a la lipidómica de membrana, una nueva herramienta de salud que estudia el perfil de los ácidos grasos de la membrana celular, posibilitando conocer los alimentos a ingerir por cada persona y las proporciones correctas para un máximo de calidad de vida. Lipigenia es la única empresa homologada para ofrecer esta analítica a nivel estatal.

La gran aportación de la lipidómica es que establece una relación directa entre la alimentación y las alteraciones metabólicas derivadas de las dietas. Los lípidos son una de las principales clases de moléculas biológicas que regulan el metabolismo celular. Así, la lipidómica de membrana permite una de las vías de estudio del metabolismo humano y correlaciona la nutrición con el estado de las células. Este conocimiento permite generar mejoras en las personas actuando sobre la alimentación.

El servicio que ofrece la nueva marca Lipigenia se inicia, por tanto, con una extracción de sangre. Esta muestra de sangre es analizada por un procesador de muestras específicamente diseñado para seleccionar los glóbulos rojos maduros (120 días), es decir, aquellos glóbulos rojos que poseen una información completa de nuestras células. A través de la metodología desarrollada por la Doctora Carla Ferreri del CNR–ISOF, se consigue interpretar esta información que se traduce en el índice MUI (con patente europea) o índice de desequilibrio de membrana (Membran Unbalance Index, en inglés) y que nos revela en qué grado de equilibrio/desequilibrio se encuentra cada persona, así como la forma de corregir esta situación a través de la alimentación de precisión y una suplementación validada en un periodo de cuatro meses.

Finalmente, Lipigenia elabora en un informe donde se detalla el índice MUI, las pautas alimenticias a seguir y, si fuera necesario, la suplementación requerida. Este informe está disponible en un plazo de 15 días desde la extracción.

El análisis lipidómico es una solución dirigida tanto a particulares como a profesionales del sector salud y, en concreto, a los médicos, ayudándoles en los distintos estadios del proceso asistencial (prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento del paciente).

Beneficios del estudio del perfil lipídico de membrana

El estudio del perfil lipídico de membrana permite establecer hábitos alimenticios correctos para la prevención de enfermedades y la mejora de las actividades intelectuales o físicas del día a día. Asimismo, mejora la calidad de vida de aquellas personas con factores de riesgo para la salud como, por ejemplo, sobrepeso, obesidad, hipertensión o diabetes. Sirve para retrasar los desajustes asociados al paso de los años y al envejecimiento (deterioro cognitivo, artrosis, disfagia, etc.) a través de una alimentación dirigida, personalizada y específica en cada etapa. Por otro lado, mejora la respuesta ante diversas patologías como enfermedad cardiovascular, cáncer o Alzheimer.

El estudio de los perfiles lipídicos de membrana de la población permitirá caracterizar diferentes segmentos según el estilo de vida, los factores de riesgo, la cronicidad, las patologías no transmisibles o el envejecimiento. Por ello, uno de los principales objetivos de la alianza entre AZTI, CNR-ISOF e Intermedical Solutions Worldwide y, por tanto, de Lipigenia (cuya sede se encuentra en el Parque Empresarial Zuatzu de Donostia­–San Sebastián) es poder diseñar productos alimenticios y suplementos específicos para cada uno de estos segmentos de población, posibilitando que las personas puedan adoptar con mayor facilidad una dieta adecuada para sus características.

Por tanto, a día de hoy, se contempla el desarrollo de nuevos perfiles en cáncer, obesidad y sobrepeso, diabetes, Alzheimer, deportes, etc., colaborando con otros grupos que trabajen en otras líneas biomédicas.

La alimentación como oportunidad de generar actividad económica y empleo de calidad

Esta iniciativa empresarial es un buen ejemplo de los resultados que se están consiguiendo con la estrategia  RIS3 de especialización inteligente diseñada por el Gobierno Vasco y la apuesta por la alimentación como un territorio de oportunidades y diversificación con gran capacidad de generar nueva actividad económica y empleo de calidad.

La dieta personalizada es la primera prioridad de investigación identificada en el plan de ciencia y tecnología en el área de alimentación. La salud de las personas está claramente influenciada por lo que consume, por lo que la colaboración del mundo de la salud con el mundo alimentario es un reto para el futuro en el que el País Vasco está bien posicionado, tanto en la fase de investigación como en la creación de nuevas empresas tecnológicas.

En Euskadi contamos con un ecosistema de innovación en la cadena de valor de la Gastro-alimentación que es una palanca para atraer inversión y para poder exportar a nivel global.

Banner
Banner
Banner
Síguenos en:

facebook  Twitter  Googleplus 

banner_suscriptores
ZONA PRIVADA PARA SUSCRIPTORES
Suscripción al newsletter


Archivo