Martes, 25 Abril 2017 -
Banner

Codorníu Raventós destaca el alto potencial de esta vendimia

Compartir

El grupo gestiona actualmente más de 3.000 hectáreas de viñedo, lo que le convierte en uno de los principales propietarios europeos.

lineaapoyos

DiegoDiego Pinilla, director de Enología de Codorníu Raventós. / Codorníu RaventósCodorníu Raventós destaca el alto potencial de la actual añada —gracias a la buena evolución de los viñedos— en las diferentes bodegas del grupo, que gestiona actualmente más de 3.000 hectáreas de viñedo, lo que le convierte en uno de los principales propietarios europeos.

Diego Pinilla, que asume desde este mes la Dirección de Enología de Codorníu Raventós, apunta a Efeagro que “las perspectivas son excelentes” por lo que respecta a los futuros cavas —la bodega Raimat comenzaba la recogida hace sólo unos días—, con buenos niveles de acidez y “un perfil muy positivo” de esta vendimia. Detalla, además, que la evolución de los viñedos riojanos hace presagiar que estarán “ante una añada muy, muy buena”.

El director enológico del grupo —que adhiere a Codorníu, Raimat, Bodegas Bilbaínas, Scala Dei, Legaris, Abadía de Poblet, Artesa, Septima, Bach y Nuviana—, recuerda que aún es pronto para aventurar resultados porque para los vinos blancos que vengan en una siguiente fase y los tintos posteriores la meteorología será crucial para determinar la calidad final del producto.

Ingeniero agrícola por el Agro de Montpellier (Francia), y MBA por Icade, Diego Pinilla tiene una amplia experiencia en elaboración de vinos en Château Canon-La affelière (St. Emilion, (Francia); Brown Brothers Milawa Vny (Victoria, Australia), Clos du Val Napa Valley, (California), Concha y Toro (Chile), Domecq y Bodegas Bilbaínas.

Retos y expectativas
Pinilla avanza cuáles serán sus prioridades en esta nueva etapa, después de atesorar una dilatada trayectoria en Bodegas Bilbaínas, en la que desarrolló un detallado estudio de cada “terroir” para lanzar “vinos de finca” y de alta gama. “Llevo 9 años trabajando en el grupo Codorníu, que conozco bien y hoy es líder a nivel mundial. Para mí, que soy ingeniero agrónomo y enólogo, es un puesto soñado y un reto precioso”, señala. “Nuestros vinos se plantean desde el viñedo” para “expresar ese terruño” y, de hecho, “para mí, la mano del enólogo debe ser la mínima imprescindible para garantizar la calidad”.

“Trabajamos con levaduras espontáneas, hacemos pequeños lotes, buscamos maderas que no marquen al vino y que siempre haya un equilibrio” y “eso será una parte de mis cometidos, es decir, desarrollar esos vinos de terruño y potenciar que nuestros productos reflejen la zona de donde provienen”, asegura. Según resalta, será fundamental en su día a día la coordinación del equipo de enólogos que gestiona cada una de las bodegas, unos 20.


lineahgris

Te puede interesar

lineahgris

Bodegas

Oleada de inversiones en las bodegas españolas

lineahgris

Torello

Marco de Jerez, Madrid, Cava o Canarias… época de vendimias en buena parte de España

lineahgris

Vinos de finca: altas calidades
“Hace tiempo que estamos trabajando con una gama de expresión de finca, de calidades muy altas en todas las bodegas y debemos seguir potenciándola”, indica Diego Pinilla. Entre sus objetivos, cita especialmente su apuesta por la “innovación”, entendida como la capacidad de “probar cosas para poder dar una respuesta rápida a las tendencias del mercado”, pero “respetando mucho el producto”. “Innovar es hacer productos cada vez mejores, más naturales, limitando cantidades de sulfurosos….”, agrega.

Una filosofía que está ya muy presente en bodega Raimat (Costers del Segre, Lleida), por ejemplo, que este año pasará a tener toda su producción en régimen ecológico, unas 2.000 hectáreas, con lo que se situará como referente europeo en viticultura sostenible.

Premios internacionales
Es consciente de los avances experimentados en todo el grupo —con bodega también en Estados Unidos y Argentina, además de las españolas—, que atesora hasta 150 premios internacionales en vinos y cavas durante los últimos 5 años —uno de los mejores palmarés del sector—, pero afirma que siempre es posible “dar pasos” para progresar.

“Es mi obligación mantener y mejorar estos parámetros, aunque soy consciente de que ya tenemos vinos muy competitivos, con calidad extraordinaria, tal y como perciben nuestros clientes”, precisa.

El grupo vitivinícola Codorníu Raventós obtuvo en 2015 unos ingresos de 233,5 millones de euros, un 7% más que en 2014, con ventas internacionales que suponían ya el 52% del total, con destacados crecimientos en Asia, Latinoamérica, Europa y Estados Unidos.

Banner
Banner
Banner
Síguenos en:

facebook  Twitter  Googleplus 

banner_suscriptores
ZONA PRIVADA PARA SUSCRIPTORES
Suscripción al newsletter


Archivo